¿Qué es la miocardiopatía y cómo afecta nuestro corazón?

Entre las cardiopatías que pueden colocarnos en un serio riesgo de muerte encontramos la miocardiopatía hipertrófica, una enfermedad hereditaria que involucra el miocardio y conlleva una complicación para el bombeo de la sangre.

¿Qué es la miocardiopatía hipertrófica?

La miocardiopatía hipertrófica es el engrosamiento del miocardio. Este engrosamiento, con mucha frecuencia, solo involucra una parte del corazón.

Esta circunstancia puede dificultar la salida de sangre desde el corazón, obligándolo a trabajar más para así bombear la sangre. Y la miocardiopatía hipertrófica puede impedir también que el corazón se relaje.

Causas

La miocardiopatía hipertrófica generalmente es una condición hereditaria que se transmite de padres a hijos. Es posible que la causa genética se encuentre en una anomalía en los genes que controlan el crecimiento del miocardio.

Curiosamente, son las personas jóvenes que presentan una mayor probabilidad de experimentar una forma más grave de miocardiopatía hipertrófica. Sin embargo, estamos hablando de una enfermedad que puede presentarse en todas las edades.

Síntomas

Las personas con miocardiopatía hipertrófica pueden no desarrollar síntomas, y enterarse de ellos en un examen cardiaco de rutina.

Normalmente, el primer síntoma de la miocardiopatía hipertrófica en adultos jóvenes es el desmayo repentino causado por ritmos cardíacos irregulares.

El desmayo puede deberse también a la dificultad que tiene el corazón para bombear sangre. Los síntomas comunes de la miocardiopatía hipertrófica son los siguientes:

  • Dolor torácico
  • Desmayo, especialmente al ejercitarse
  • Vértigo
  • Palpitaciones
  • Dificultad para respirar durante una actividad o después de acostarse
  • Mareos

Para finalizar, diremos que la miocardiopatía hipertrófica exige una pausa prolongada de toda actividad física durante el tratamiento.

laopinion.com